El Vídeo vs La dictadura del Disco. 
Hasta hace algunos años el uso y producción de vídeos musicales era planteado como un derivado del disco quien siempre ha tenido la jerarquía y monopolio sobre la producción musical. 

El disco establecido como "la meta" a conseguir mientras que todo el apartado visual (fotos, prensa, vídeos, promoción) se mantuvo relegado a un canal secundario como apoyo para terminar de redondear los proyectos. 
(cerezas para el pastel).   

El proceso musical antiguo y estancado establecía un 
A B C 
de pasos a seguir para generar un producto musical y entrar en el mercado.
1. De la composición de alcoba al cuarto de ensayo.
2. Del cuarto de ensayo al estudio de grabación. 
3.1. Del estudio al escenario. 
3.2. Derivados del disco (vídeos, fotos, flyers, entrevistas, promoción).

3.3. Derivados del disco al escenario y viceversa en loop. 

Gracias a Internet y el freedownload en los últimos años se han dislocado la mayoría de estructuras formales que durante mucho tiempo fueron la columna vertebral del aparato económico musical 
para dar paso a nuevas posibilidades de manejo y capitalización dentro del mercado.  

1. El vídeo como productor y difusor; Gracias a canales como Youtube o Vimeo,  el tener una canción "arriba" tarda una cuestión absurda de tiempo. 
Hoy en día un músico en su cuarto puede grabarse tocando una canción, subirla, ver como reacciona el publico y sobre eso decidir si el contenido sigue en estado publico o se "baja" para volver a la sala de construcción. 
Esta permisividad que otorga el vídeo (imagen y sonido) y el layer agregado de edición de imágenes evidencian las posibilidades del vídeo para postularse como un medio igual de  importante para producir y difundir contenidos musicales. 
 
2. El vídeo como medio, contenido y soporte para producir música; En la forma mas rústica, si tomamos una cámara sin aparatos extras (boom, dolly, etc) y de una forma "casera" grabamos una canción, nos encontramos con un resultado que no intenta competir en niveles de calidad con los otros esquemas de grabado de la música al encontrar en su resultado, poéticas suficientes para volverse un nuevo canal, con una nueva textura, reglas y formas para la música. 
Cuando grabamos con una cámara pensando en un ejemplo sencillo, a una sola persona con una guitarra, lo que encuadra la imagen, se acentúa a nivel sonoro. (Ej. si la cámara se acerca mas a la cara, la voz pasa a primer nivel dejando a la guitarra en segundo plano). Este tipo de resultados no lo encontramos en el disco al ser un proceso mas pulido y especializado y tampoco en el acto en vivo al no poder tener acercamientos visuales con la banda o músico en turno.       

3. El vídeo como instrumento musical; 
Hace algunos años mientras estábamos en un festival de música (Andrés Ortiz, Daniel Lozano y yo) platicamos sobre la posibilidad de formar una banda titulada "chinos morenos". Después de algún tiempo nos reunimos para ver como podía estructurarse y funcionar el proyecto dado que mi persona no ha sido capaz (hasta el momento) de domesticar a ningún instrumento musical.
El primer borrador proponía hacer una banda en donde los integrantes fueran dos guitarristas que componen y cantan y una persona que apoya en voces, escritura y vídeo. Bajo la primicia de investigar si era posible insertar la cámara de vídeo como un personaje igual de importante que cualquier otro instrumento nos juntamos algunas veces sin ningún resultado interesante. 
La cámara siempre caía en el lugar común del registro.  
Paralelo a ese proyecto que habíamos titulado de broma "Pecemans" Andrés y Daniel empezaron el proyecto Deam Peggy Sue, un Country/Folk/Rock tradicional con ayuda de músicos de larga experiencia como Bianca Villarreal (estudio violín en Carmen romano) y Oscar Cereceda (Bajista de Mississippi Queens). Antes de llegar a sus 10 primeros ensayos, Pecemans se había disuelto tras no encontrar dentro lo que parecía ser una primicia interesante 
(y a mi punto de vista, muy importante) una estructura o estrategia adecuada para hacer funcionar a la guitarra y la cámara dentro del mismo cuarto. 
Al parecer, en el pueblo solo había espacio para uno y una vez mas se impuso las octavas sobre toda idea insegura.        

Pero dejo una pregunta clave sobre la mesa, ¿Puede el vídeo (en especifico) pero cualquier otro elemento competir en importancia contra un instrumento dentro de una banda? 

Una de las cosas interesantes que se produjo dentro de los ensayos de PECEMANS fue la idea de generar una banda en donde la estructura se planteara en porcentajes iguales sobre todos los campos que se ven involucrados en la industria musical. De esta forma, las bandas idealizadas por nosotros tendrían un baterista que estudio mercadotecnia y publicidad, un bajista que estudio producción audiovisual o comunicación quedando a cargo de todos los vídeos, un diseñador gráfico que funcione como segunda guitarra, un pianista con estudios en ingeniería musical y un guitarrista front man con talleres de teatro y performance en sus bolsillos mas una licenciatura en ciencias políticas para que al encontrarse abrumado por los contenidos y los accionares socio-políticos de nuestro país, se volcara en la composición de letras criticas evitando caer en la larga linea de compositores románticos melosos egoístas que creen que a todo el mundo le importa lo que sienten.        

NONE CERO BAND - Luchar por el Vídeo es tomar en la lucha a todos esos valores "otros" escondidos que conforman a un proyecto musical. 

Es en la capacidad de función de lo secundario en donde podemos desarticular la primer cara de la música para obtener nuevas profundidades sonoras, estéticas, económicas y estructurales dentro del campo musical. 
 


Comments

clit
10/08/2011 21:36

Me agarraste haciendo bizcochos Marcock.
Muy buen resumen, me encarriló.

Reply



Leave a Reply