Desde hace algunos días que me asaltaron regresando a mi casa y me quitaron el carro (que como pueden ver en la foto - encontramos al secuestrado un poco chocado) tenía ganas de escribir algo en referencia al evento o a un montón de cosas simbólicas que me han sucedido en ese carro. 

Uno de los primeros títulos fue - una historia de amor malentendida o los relatos cortos del porque incomodan los cumpleaños de Eduardo Chacon - en donde el texto relataría de una forma violenta una historia de amar y desarmar que ocurre la semana del 13 al 19 de Enero dos años consecutivos.  
En los dos años, el día 13 yo tendría un contacto-acercamiento incomodo con la co-protagonista que desembocaría en una extensa platica de porque´s y porque´s no durante la tarde del día 14 en donde prácticamente sus ponencias evidenciarían todas las grietas que construyen una imagen peyorativa, deteriorada, salvaje y fiel a mi costumbre -confundida- de mi persona. Yo por mi parte, sin mucho éxito ejecutaría con maestría y honor un desglose analítico de nuevas posibilidades y profundidades dentro de la palabra - perdón - El primer año - entiendase la primer mitad del texto - concluye al terminar de leer una carta en donde se plantea una analogía entre mi persona y una bala usada y subrayan repetidamente mi fracaso al intentar llenarle la piel de cicatrices con un cuchillo de mantequilla. Acto seguido, termino cumpliendo mi papel como - la cola - de un altercado vial y emocional entre 4 carros provocado por un eco-taxi. 
El cierre del texto nos transportaría un año después a la misma fecha en donde la matemática y una narrativa simplona indicarían un mal final para el auto y por ende,,,

Otra de las ideas tiene una naturaleza mas espiritual y plantea la posibilidad de que en verdad exista un dialogo entre un clase mediero de Cumbres Altas y la deidad de su elección. El titulo quizá sería - Uno no debe de tomar, hablar por teléfono o pedirle cosas a Dios mientras maneja - y contaría la historia de un martes de festejo de - El músico - productor - DJ - artista - ilustrador - Alejandro Nuñez Ferrara, también conocido como Zut Zut.  Durante todo el festejo yo estuve platicando con otro gran amigo - El Morenito de Fuego - acerca de mi inicio de año y como me había establecido sembrar posibilidades durante el mes de Enero para en Febrero cosechar alternativas. Al terminar la velada subí a mi carro rindiendo tributo al status en el que he permanecido mis primeros 25 años - confundido y emocionalmente masturbado - Arranque el carro envuelto en la noche y con dirección a mi casa me encontré a medio camino con un taxi que justo cuando intente rebasarlo me cerro de forma agresiva y cuando escucho que yo indique la retirada a mis tropas, dio la señal para que de la parte trasera del auto bajaran dos personas armadas y obstruyeran mi escapada heroica, convertirme en un numero mas dentro de las estadísticas violentas de nuestro país que se reconfortan con el complejo, simplista y nostálgico pensamiento de sobrevivir, de mantenerse... No puedo describir el sentimiento - o quizás no sea aun el momento - pero cuando en la vida uno esta esperando un acto revulsivo y aparece, nunca, pero nunca es como uno lo había imaginado. 

- Mi abuela siempre decía que cuando la tierra se sacude, es el alma la que tarda mas tiempo en volver a colocarse en su lugar y mientras yo intento mantener el cuerpo de pie y contemplo los frutos de las  oraciones que se escapan de mi mente ante la constancia de salir todos los días a sembrar, el mes de Enero colapso con las horas y el tiempo me vuelve a subrayar su incapacidad de fungir como doctor.  

He aquí una de las grietas mas importantes de la educación contemporánea,,,
aunque lo pidas porfavor, es uno el que siempre tiene que salir a recoger el tiradero.    

Pero bueno, ya es Febrero. 
 


Comments




Leave a Reply