Picture
LaROTONDA, hablando de jugar al pin pon papas de la comunidad…

The Brooklyn Brainery
515 Court Street
Carroll Gardens, Brooklyn.

http://brooklynbrainery.com/     

No es un centro comunitario en el qué se juega
bingo los viernes, se dan clases de tejido los martes y se organizan juntas los domingos para delegar puestos y  responsabilidades para la fiesta anual de colonos que va a ser dentro de un mes. Tampoco es una escuela en el sentido estricto de la palabra; es una comunidad auto-impartiéndose conocimiento, con un punto de reunión físico y en dónde el alumno puede ser maestro 
y viceversa.

Fundada por tres neoyorquinos con el pretexto de estar cansados de pagar demasiado por tomar clases de cualquier cosa,
The Brooklyn Brainery ofrece una amplia y muy variada gama de posibilidades, con cursos sobre temas que abarcan desde: sustentabilidad y cultura, lógica y lingüística, los qués y porqués de los lenguajes de la programación, política liberal, alfabetos extranjeros… Hasta: origami para principiantes, como hablar con un extraño, diseña y confecciona tus propias sandalias, todo lo que usted debe saber sobre la simbología del tarot, como hacer salsa catsup y el arte de los postres asiáticos (nada es invento, si acaso una que otra mala traducción).

El valor agregado está oculto (y publicado junto al título de cada curso) en los
precios siempre bajos. Al ofrecer cursos que te cuestan lo mismo que salir a cenar, o incluso menos, facilitan el acceso a toda clase de conocimiento minimizando el “págame por educarte”  y alentando en su lugar la dinámica más simple y primaria: te comparto la mitad de mi sándwich, mientras me compartes de tus papitas y así juntos y de la mano, nos armamos un desayuno de campeones.

Se genera entonces una comunidad disfrazada de pseudo-escuela, dónde amas de casa, especialistas en botánica, amantes de la culinaria francesa, diseñadores apasionados, artesanos y doctores en filosofía,  comparten hobbies, habilidades/especialidades y gustos, generando un sentido de pertenencia y cohesión basado en una muy libre asociación de ideas, un trueque curioso entre personas que saben de todo y de nada.

Aquí el que habla no es estrictamente el especialista condecorado con tres maestrías y doctorado y medio, que desde su banquillo predica futuros ante un grupo de ávidas mentes jóvenes que ansían una credencial para verse triunfar en el
oh tan complicado mundo. El que habla es el apasionado, aquél que se toma sus gustos y aficiones tan enserio y a tal grado, que no sólo prepara comida tailandesa para sus amigos, sino que da una clase sobre el tema.
El que escucha es el curioso inspirado por una auténtica comezón, en vías de convertirse quizá en otro apasionado, que luego inspirará a más curiosos, y así, hasta el fin de los multifacéticos tiempos.

*
Aquí pueden ver los inicios de éste proyecto, cuando hace apenas un año buscaban reunir en Kickstarter (que seguramente ya conocen) un total de $9,500 dlls para arrancar The Brooklyn Brainery.

**El blog madre: Swiss Miss, altamente recomendado, producto de Tina Roth Eisenberg, quién también fundó y dirige Creative Mornings y Tattly: el universo de los tatuajes temporales.

@TahannyL
Picture
Picture
Picture
Picture
 


Comments




Leave a Reply