Maskin

11/30/2011

4 Comments

 
Estábamos en prepa y algunos amigos organizaron un concurso de bandas en donde se presentarían primero en las instalaciones de la preparatoria y los seleccionados podrían grabar una canción en un disco compilatorio y tocar en un antro del barrio antiguo para concursar por otros premios (supongo que algún bono económico o equipo o algo así como en cualquier concurso). 

La lista de participantes incluía a: Jonkie (ahora conocidos como "Miami Mami" en su etapa de mamelucos con su single "un desmadre", previo a que Chuy se integrara a la banda, un intento borroso de banda fantasma titulada "Octubre" en donde participaría un servidor y Chivo (En Ventura, Los Mundos, 60 Tigres) y otras bandas como "Al fondo a la derecha", "Fluo", "Beluga" (que tenía buenos tintes pero un baterista pésimo - Diego Eaton), "Plasma", una banda que no recuerdo el nombre (la de cuky, plowells, coco, bliny y tony - buena banda por cierto) y los victoriosos "Zava" que con los años se han vuelto fabrica de proyectos como "LMNS", "Husky" y "La Polibanda".  

Dentro de esta selección, MASKIN era la banda que a mi parecer resultaba como la mas interesante y no necesariamente por su estilo de música que bien influenciados - obsesionados por los 90´s iban y venían dentro de los territorios del rock, sino mas bien porque a su temprana edad (de la banda y los integrantes) de una forma absolutamente kamikaze y entregada habían tomado una postura, hablaban desde un lugar y por momentos en sus letras encontraron la formula para salir del lugar común de la composición para subrayar ciertas problemáticas que creían importantes.

La banda era conformada por Gil, Claudio, Daniel "Clit" y Luisillo (ahora uno de los DJ - Productores mas importantes de la ciudad "Teets" y quien fundara ejerciendo un puesto en los sintes a la primer versión fiestera y violenta del 60 Tigres y después seria baterista de Lady Hustle). En la historia también figuran 
dos personajes que si bien dentro del escenario no ejercían función, por fuera eran claves para que esta banda construyera ciertas poéticas formales que hay que tener dentro de la disciplina de ser, o empezar a ser músico. 
Ellos son Félix y Rodolfo (hermano de Claudio). 

MASKIN era importante (fuera de que te gustara o no su música) porque en esa época cuando bien la música o ser parte de una banda puede ser comparado con la época en que todos los niños quieren ser policías o bomberos, ellos entendian y mas que disfrutar, estaban dispuestos a pagar el precio ante la    complejidad de ser partes y participes de esa agrupación. La necesidad de negociar no un acorde sino una postura, disciplinas diarias y formas sociales los llevo a ir perdiendo poco a poco ese sentimiento que funciona como motor primario en esas épocas para cualquier banda "la amistad" para ir poniendo sobre la mesa aspectos que en la lucha por conformar una vos totalitaria, los acercara a la posibilidad de destruirse entre ellos mismos.  

El viaje nunca fue sencillo para MASKIN (ni para los que lo vivimos de lado, pero no lo digo como critica, yo en verdad lo agradezco. Era un placer observar como los cuatro se envolvían completamente en el ritual musical y convertían un simple ensayo semanal en toda una experiencia - si bien juvenil, ingenua y llena de impulsos primarios, eran momentos muy significativos). 
Ser el que mas tiene ganas, no te convierte en el mejor y confundir la pasión, con exceso, la intensidad con obsesión en ese momento de absolutos panoramas nublados "La hiper-Juventud" generaba un combo de dudas que pocas veces les rindió cuentas positivas.  

Ahora en el mundo adulto que todo se convierte en "código de barras" pienso en los precios y las cicatrices sobre la piel, el desgaste, el sudor, el interminable pacto con los tonos grises que ofrecen dolor en diferentes sabores y en el viejo lobo de Leonard Cohen y la Torre de la canción. 
 
 
En lo que algunos siguen contemplado nuestra realidad como una ficción lejana
y añoran a personajes heroicos a que solucionen o paralicen la situación,  
otros tantos nos vemos inmersos en la tragedia cotidiana de escuchar y co-vivir historias de amigos, familiares, vecinos y conocidos que involuntariamente han sido involucrados en la pelea de poderes y territorios. Lo que años atrás parecía suceder solo en sectores específicos, mientras que otras zonas se encontraban "blindadas" hoy a quedado muy claro que la vida en esta ciudad no vale absolutamente nada. El panorama actual nos subraya la necesidad de ser mas conscientes en nuestros rituales de saludo y despedida.  
Conforme la situación se dilata nos hemos vuelto expertos en correcciones, ampliaciones y actualizaciones de testamentos. 
Cuando derrepente sentimos el aire a favor y el maquillaje mediatico se aleja del tema, ingenuamente creemos que la cosa esta cambiando, pero siempre tienen la forma precisa de dejarnos bien claro con algún nuevo suceso que esto es nuestro presente, nuestra realidad y nuestra forma de vida.   

Hace tiempo me platicaron una versión, en donde esta persona analizaba la posibilidad de contemplar a los grupos del crimen organizado, narcotraficantes, 
y guerrilleros como la cara de los revolucionarios contemporáneos que cansados del mal manejo del país, de la opresión, la falta de empleo, educación, salud 
y oportunidades, se reunieron y empezaron a señalar las grietas (muy a su estilo 
y forma). Esta persona me comentaba - quizás, simplemente nos toco estar del lado opuesto en la revolución en donde no vamos a ser nosotros los que cansados nos levantemos en armas. Ya hay un sector que no viene de fuera, son los mismos mexicanos luchando por la misma tierra que levanto la mano
y entablo la batalla contra el poder actual. 

Yo ante todo esto respondí - Que Jodido, supongo que entonces nosotros, 
la clase de en medio pasiva, solo estamos en las calles observando como se avientan piedras de ventana a ventana, mientras dos sectores de grandes poderes luchan por el control del país. 
Los que lo habitamos esta ciudad solo vemos como los vidrios nos caen encima y van cortando la piel, dejando cicatrices y las calles llenas de sangre.

- Así es, afirmo. 
Después en un tono extraño me dijo: es como tu le dices "la vida en el infierno".





Con mucho cariño y respeto para sus amigos y familiares.  
nomo: te mando mucha fuerza y energía para librar esta batalla, estas todo el tiempo en mi pensamiento y vamos a estar contigo para que salgas adelante de esta situación. Fuerza hermano.